En defensa del medio ambiente

En junio de 1992, la Corte Constitucional confirmó el fallo favorable a Fundepúblico quien, actuando en representación de la comunidad de Bugalagrande (Valle del Cauca), interpuso una acción de tutela con el fin de cerrar una planta de asfalto que contaminaba la región y, en particular, a una empresa de productos lácteos para niños. La Corte señaló que el derecho a un medio ambiente sano es un derecho fundamental cuando existe conexidad con el derecho a la vida o a la salud, y que, por lo tanto, puede ser objeto de protección mediante este mecanismo.

Con este fallo, se sentó la jurisprudencia que se ha venido aplicando en adelante frente a la posibilidad de proteger derechos colectivos a través del mecanismo de la acción de tutela consagrado en la Constitución como instrumento de defensa de los derechos fundamentales.

Los comentarios están cerrados.